domingo, 15 de mayo de 2016

Refugio con espíritu de Robinson en el Mediterráneo



Os recomiendo que nos os perdáis las imágenes del post de hoy, nunca una vivienda me produjo tanta envidia o deseo de poder vivir en ella.

Este refugio de playa con tan solo 30 m2 situado en la Riviera italiana, entre Bordighera y San Remo es un autentico sueño. Con unas vistas idílicas sobre el Mediterráneo nos sorprende su interior blanco que refleja la luz en cada rincón de buen gusto y detalles. Un refugio en el Mediterráneo para que el espíritu de Robinson nos atrape ( esos sí un Robinson de lujo)



 
La casa pertenece a un artista y esta tratada como si fuera la cabina de un barco. El reto consistía en incluir todas las comodidades modernas en un espacio reducido.

Posee tres habitaciones de unos 10 m2 cada una y una terraza de 3 m2. En cada uno de los espacios cada pieza del mobiliario tiene una función de almacenamiento. Por ejemplo, las escaleras son cajones y la plataforma de la cama un mini vestidor.

El blanco lo inunda todo, y no por casualidad, los diseñadores apostaron por la blancura porque realza la luz y los colores de la naturaleza, de la bellísima costa en la que se encuentra. Entre los materiales utilizados, destaca la madera marina lacada en blanco para el revestimiento interior, carpintería hecha a medida de roble teñido, accesorios y fregadero de latón, mármol de Carrara en la cocina y textiles de algodón en los dormitorios y estancias.

¿No te gustaría sentirte Robinson en esta casa?










Imágenes: Revista AD

 Te dejo otro  mini-refugio que tambien te hará suspirar y desear hacer las maletas.

¡Feliz Domingo!

Janire