jueves, 28 de abril de 2016

5 factores a tener en cuenta para elegir las lámparas



Cuando iniciamos la labor de decorar nuestro hogar ponemos mucha atención al mobiliario, textiles, complementos, pero hay veces que descuidamos las lámparas. Un gran error, la iluminación es fundamental para realzar el estilismo de nuestro hogar, crear atmósferas agradables y dar sensación de pureza.

A la hora de comprar las lámparas debemos de tener en cuenta 5 factores que condicionaran su elección. El resultado final de una estancia depende en gran medida de las lámparas que escojas.





1.-Puntos de luz
Existe una regla de oro que funciona bien en cualquier habitación para que está iluminada correctamente, debe tener 5 punto de luz. No obstante no siempre es posible disponer de los 5 por eso lo aconsejable es tener por lo menos 2: uno con la iluminación general en el techo y otro puntual bien en la pared, en una lampara de pie o mueble auxiliar, un foco dirigible....

2.-Altura de techos
Si tu hogar tiene techos altos, apunta las luces hacia arriba para destacar la altura: de esta forma la luz rebota hacia el techo y sacas más partido a tu iluminación. También te puedes permitir colocar lámparas de gran altura que luzcan en todo su esplendor.
Si por el contrario tu vivienda dispone de techos pequeños lo mejor es optar por focos empotrados en el techo o semiplafones de diseño para no renunciar a la decoración que aporta por si sola una lámpara.

3.- Colores de la estancia
Ten en cuenta los colores de la estancia que vas a iluminar, no es lo mismo elegir las lámparas para una habitación oscura con paredes, muebles y textiles en tonos fuertes, que una estancia blanca o luminosa en gamas neutras. Si el lugar a iluminar es de los primeros, colores fuertes y oscuros, tendrás que elegir varios puntos de iluminación y lámparas con bastantes bombillas ya que los colores oscuros absorven la luz, al contrario que los blancos que la reflejan.




4.-Distintos ambientes
La iluminación y por consiguiente las lámparas son perfectas para crear distintos ambientes. Por ejemplo en el salón podemos crear diferentes atmósferas; un rincón de lectura o relax con una lampara de pie, una luz de ambiente con unos focos en el mueble de la televisión, una luz interior en el mueble o estantería que nos ayude a encontrar algo sin necesidad de alumbrar toda la estancia, una gran lampara central en la zona de sofás y otra pequeña colgante en la zona del comedor... Piensa en la función que quieres dar a cada espacio y elige la lámpara mas apropiada.

5.-Destacar objetos especiales
Otro factor a tener en cuenta a parte de los ambiente que se quiere crear, colores, alturas de techo y puntos de luz necesarios, son los objetos que queremos destacar. Para eso la luz puntual es una gran aliada para resaltar un objeto decorativo, un espejo o una zona de trabajo. Los focos dirigibles o empotrados son la mejor opción.



Como siempre espero que mis consejos os hayan servido de utilidad.

Janire