viernes, 5 de junio de 2015

Sobriedad y diseño en un apartamento.




La sobriedad y el diseño es la clave del encanto de este apartamento situado en el norte de Europa. Sus lineas puras y sencillas convierten su decoración en una calmada estética atemporal.

En el recorrido por sus escasos 55 m2 los colores neutros, pero en gamas oscuras, dan rotundidad a los espacios, esto unido a las piezas de mobiliario de diseño convierten esta vivienda en un elegante hogar cargado de clase y estilo.

En el pequeño salón el sofá es la pieza de referencia, en un gris oscuro sobre el que combinamos cojines en tonos naturales, verdes musgo y berenjenas. Este último color, el berenjena, esta presente en la butaca para crear un conjunto conectado entre si.





Si nos adentramos en la cocina, volvemos a encontrar colores neutros en su tono mas oscuro. Los muebles bajos de cocina son de un azul cobalto muy oscuro, con modernos tiradores de cuero y encimera de mármol blanca, ya os adelanté en este post que el mármol es un tendencia en auge. El conjunto creado por la mesa de comedor y sillas en madera de nogal, en tono similar a los tiradores de cuero, vuelve a conectar los elementos y mobiliario entre sí y además suaviza el binomio azul oscuro y blanco.

Si os fijáis un estratéjico espejo en la pared duplica la sensación visual en la zona destinada a comedor.








Es muy habitual que en los países nórdicos que los apartamentos de escasas dimensiones y techos altos aprovechen esa altura para crear un dormitorio en un sobre-techo. En este caso han distribuido un estudio en la planta y han colocado la cama en en sobre-piso, utilizando la zona baja del mismo para realizar un armario vestidor.
En cuanto al ámbito decorativo la sencillez y sobriedad vuelve a repetirse, poniendo una vez más el foco de atención sobre la silla Nipprig de Ikea en color negro.







Si os gusta el estilo sobrio y elegante no os podeis perder este apartamento nórdico.

Sígueme en 

http://feeds.feedburner.com/DecoracionFacil