jueves, 2 de abril de 2015

El encanto de la flor del membrillo japonés




¿Os acordáis cuando os mostré mi rincón decorado con mimosas  recién cogidas? Preciosas pero efímeras, como todas las flores cortadas.

Ya sabéis que me encanta realizar centros de mesa con flores y elementos de la naturaleza, como este centro de mesa de invierno con piñas secas que hice para los meses de frió de la pasada estación.
En esta ocasión, en otro de mis paseos con mi pequeña Golden Retriver, descubrí un arbusto con unas flores rojas increíbles, jamás me había fijado antes en ellas. La sensación que me produjeron desde el principio fue una mezcla entre la flor del cerezo o almendro y la naturaleza oriental. En efecto cuando llegue a casa busque esta preciosa flor que había cortado y pertenece al membrillo japonés.




El membrillo japonés es una especie de arbusto nativo de Asia oriental que florece al final del invierno, principios de la primavera. Sus ramas poseen espinas para ahuyentar a los pájaros. Si quieres mas información en este enlace encontraras todo lo relacionado con su cuidado.




Optar por decoraciones naturales con elementos recogidos del campo, respetando el entorno, siempre es un acierto.
Ya sabes, como diría una canción del Libro de la selva (uno de los favoritos de mis hijos).....
Si buscas lo mas esencial, sin nada mas ambicionar, mama naturaleza te lo da.



Imágenes: Ayuda a decorar

................si te ha gustado comparte!! 

Gracias por tu visita

Sígueme en * Twitter * y * Facebook *