domingo, 13 de mayo de 2018

Una casa en Mallorca que fusiona estilo mediterráneo y escandinavo


Situado a poca distancia del centro del encantador pueblo de Deià, Mallorca, esta casa es propiedad de una gran familia nórdica. El resultado es una encantadora mezcla del estilo escandinavo y la esencia del Mediterráneo.




Esta casa no solo tiene una decoración interior que combina con acierto el minimalismo nórdico con acentos mallorquines, además posee uno de los exteriores más maravillosos que he visto.


 


Esta vivienda pertenece un grupo de propietarios, una numerosa familia del norte de Europa. Lo usan con regularidad como una propiedad de escapada, vacaciones y descanso. Por eso en su renovación el equipo de arquitectura e interiorismo tenía que asegurarse de que la casa pudiera acomodarse a múltiples necesidades con personas yendo y viniendo, mientras creaba un espacio inteligente pero sencillo y encantador.

Los propietarios quisieron crear una mezcla de su propia estética y estilismo con nuestra visión mediterránea. El resultado combina un minimalismo nórdico con acentos mallorquines.

 
 
El grupo de casas que incluye la casa data del siglo XIII, cuando los monjes cistercienses establecieron un monasterio en la zona. A medida que evolucionó el complejo monástico, se hicieron adiciones hasta principios del siglo XX, cuando se construyeron dos casas, incluida esta, en el lado sur de la propiedad.

La vivienda situada en tres plantas en un sitio con muchas pendientes, se accede a la casa a través del piso intermedio, donde se encuentran la cocina, el comedor y el dormitorio y el baño. El piso superior alberga el dormitorio principal y un baño privado, además de permitir el acceso a la espaciosa terraza principal al aire libre, y en la planta inferior hay otros dos dormitorios (incluido uno con múltiples literas incorporadas para niños) y un baño compartido.






Los materiales utilizados para la renovación son parte de una paleta actualizada de los materiales tradicionales utilizados para la construcción en Mallorca. Los artesanos locales crearon todos los elementos clave de los interiores, desde las sinuosas balaustradas metálicas forjadas hasta los baños artesanales y las cuencas hechas con piedra local. .
 
Con todo, la combinación cuidadosamente integrada de lo tradicional y lo contemporáneo en este hogar lo convierte en una casa diseñada para facilitar las escapadas que calman el espíritu y restauran el alma.















Vía: estliving



No me digáis que no os ha enamora esta casa.

Janire