jueves, 23 de febrero de 2017

Cómo convertirse en un diseñador de interiores profesional


Cómo convertirse en un diseñador de interiores profesional

Seguramente alguna vez habrás oído que todos llevamos un "decorador en nuestro interior". El problema es que confundimos el buen gusto estético con la profesión de diseñador de interiores. Elegir unas telas bonitas, una alfombra o unos cojines que vayan acorde con tus gustos es sencillo, pero la labor de los decoradores es mucho más que eso. Por eso como para todas las profesiones hay que estudiar, en mi caso una carrera de 4 años.


Seguramente también habrás oído que hay escuelas on-line que en un pequeño curso de 3 meses te dan un título. Si lo que quieres es ayudar a un amigo a comprar los muebles o como hobby estupendo, pero desde luego eso no te ayudará a ser un diseñador de interiores profesional. Una persona cualificada capaz de decorar no solo viviendas, sino también enfrentarse al diseño interior de espacios público como; estaciones, restaurantes, comercios,  hoteles, palacios de congresos.....

 "El Diseñador de interiores tiene como objetivo lograr un proyecto que reuna estos tres conceptos: el confort, la funcionalidad y la estética.

Cómo convertirse en un diseñador de interiores profesional

 ¿Te apasiona el mundo del diseño de interiores y quieres ejercer esta profesión? Te cuento algo más de ella.

¿Cuál es la labor de un diseñador de interiores? 

Su principal misión es la de transformar las ideas de sus clientes en realidad. Escuchando sus necesidades, sus gustos y ajustándose al presupuesto. Un buen profesional tiene que crear el espacio soñado de las personas que van a vivir allí.
Además la visión de espacios y soluciones que los interioristas logran a través de sus estudios y experiencia le otorga la capacidad de imaginar y llevar a cabo soluciones de diseño que jamás se nos hubiesen ocurrido, o no nos imaginamos cómo pueden llegar a quedar.

Hablando de imaginarnos, otra de las labores importantísimas de un profesional del diseño de interiores es la de ayudar al cliente a visualizar cual será el resultado de la decoración o diseño de cualquier estancia. Para ello la realización de planos técnicos y los proyectos en 3D permitirán al cliente hacerse una idea detallada de; la distribución, materiales, colores, textiles.......

Cómo convertirse en un diseñador de interiores profesional


¿Qué características debe de tener un decorador?

Reconozco que me encanta mi profesión. Ver el resultado y la cara de satisfacción de mis clientes cuando ven sus casas re-decoradas o reformadas. La verdad es que es un trabajo perfecto para las personas creativas llenas de ideas e imaginación. Con inquietudes estéticas y con sentido de la armonía y buen gusto. Eso sí lo que jamás debe de perder un interiorista son las ganas de aprender y estar al tanto de las tendencias, materiales, estilos...... Los decoradores no pueden acomodarse y dejar de ganar experiencia y conocimientos. El mundo de la moda, diseño e interiorismo avanza y evoluciona rápidamente cada día, y nuestra obligación estar al tanto de todo ello.

Cómo convertirse en un diseñador de interiores profesional


¿Qué salidas laborales tiene un diseñador de interiores?

Cuando nos planteamos estudiar diseño de interiores como es lógico también nos preguntamos qué salida laboral tendremos. Lo cierto es que en estos tiempos en los que la estética y el diseño son tan importantes, los diseñadores y decoradores están muy solicitados. Como ocurre en muchas profesiones las salidas laborales son múltiples. Una opción es trabajar por cuenta ajena en un estudio de diseño, de arquitectura o tienda de mobiliario especializada. Pero además los diseñadores de interiores suelen trabajar de forma independiente, es decir, diseñando espacios a pedido de clientes particulares. Incluso gracias al mundo 2.0 creando proyectos y diseños a larga distancia.

Cómo convertirse en un diseñador de interiores profesional


"No importa la edad que tengas, siempre puedes formar parte de esta maravillosa profesión 
de diseñador de interiores"

Janire

Imágenes: Manaza