lunes, 28 de noviembre de 2016

Antes y después de un dormitorio minimalista



Empezamos la semana con antes y después de un dormitorio. Una estancia anticuada que fue transformada en un espacio con una atmósfera sencilla, luminosa y acogedora. Una habitación con una estética nórdica de la manera más minimalista posible, pero sin perder la calidez y consiguiendo transmitir un ambiente acogedor.


La máxima del cambio fue modernizar el espacio creando un dormitorio minimalista, luminoso, actual y acogedor. Eso sí añadiendo toques cálidos con los textiles y alguna pincelada de color.

Este antes y después de un dormitorio no necesita obra, el proceso en realidad es muy sencillo:

  1. Primero se eliminó el obsoleto papel pintado de la pared del cabecero. Aunque en realidad no era muy oscuro emborronaba la estética del dormitorio.
  2. Posteriormente se pintó la pared del cabecero en un tono gris claro y el resto de los paños en color blanco, que combinado con el color natural del suelo en madera natural crea una perfecta armonía.
  3. Una vez tenemos creado el lienzo claro y luminoso el verdadero cambio lo dará el mobiliario, iluminación, elementos decorativos y por supuesto textiles.
  4. Empezamos por la zona de la cama: Se colocaron unas mesillas de diseño escandinavo en madera natural a ambos lados de la cama y en los pies un increíble banco en madera de estilo rústico.
  5. El somier estaba tapizado con un estampado de cuadros azules y blancos. Como esto no estaba acorde con la imagen estética que se quería dar al dormitorio se re-tapizó con una tela de lino natural a juego con la ropa de cama.
  6. Seguimos con los textiles....Se añadió sobre la cama dos cojines en tono rosa empolvado y otro juego de dos con estampados étnicos que podéis crear vosotros mismos siguiendo este tutorial.
  7. También se sustituyó la cortina por una de fibras naturales arrastrando hasta el suelo que hace del dormitorio un espacio más acogedor.
  8. Sobre el suelo a los pies de la cama una cálida y mullida alfombra Beni Ouarain. Un famoso modelo que encaja a la perfección con dormitorios de estilo nórdico minimalista como ya pudimos comprobar en este post de cómo crear un dormitorio escandinavo minimalista.
  9. Otro detalle sobresaliente son las lámparas que cuelgan desde el centro de la cama y se reparten hacia los laterales dejándose caer sobre las mesillas...¡Un acierto!
  10. Terminamos la zona del cabecero del dormitorio colocando una composición de cuadros en un lado de la cama y un jarrón con unas hojas que le dan altura sobre la mesilla del lado contrario.
  11. En la pared opuesta a la cama se ha sustituido el anticuado mueble gris con patas torneadas por un estiloso aparador colgado en color blanco con los tiradores de cuero. Además se ha colocado un arbolito en una maceta de barro cocido que aporta la dosis de frescor tan necesaria en cualquier espacio. Para terminar la decoración rematamos con otra pieza de mobiliario de diseño una butaca con la estructura de madera natural y tapizado en color gris.

"OS DEJO CON LAS IMÁGENES DEL ANTES Y DESPUÉS 
PARA QUE NO OS PERDAIS UN DETALLE


IMÁGENES DEL DESPUÉS










IMÁGENES DEL ANTES



Imágenes:Avenue life style


"¿QUÉ OS HA PARECIDO EL CAMBIO?

Janire