viernes, 14 de octubre de 2016

Viviendo con color, no en blanco y negro



Tengo debilidad por los espacios de fondos neutros pero con mobiliario, decoración y textiles que aportan color. Lo siento pero estoy aburrida de ambientes grises, grises, grises......Me producen tristeza.

Y lo mejor de todo es que parece que las tendencias me acompañan en mis gustos. Desde hace poco más de un año el color ha vuelto a nuestras vidas y sobre todo a la decoración. Las grandes firmas de diseño y mobiliario de interior han decidido que el color aporta alegría y otorga esa diferencia que hace que no todas las decoraciones se parezcan. Daba la sensación que vivíamos en la primera televisión que hubo en mi casa......... en blanco y negro.

 ¡Si aún no estás convencido este home tour a lo mejor te ayuda!


El objetivo de los propietarios de esta vivienda familiar en Melbourne era lograr un hogar luminoso y acogedor. En palabras de su propietaria "Quería despertar cada día, caminar en la sala de estar y sentir como si estuviera en un día de fiesta en mi propia casa"
A esta sensación ayuda los altos techos, la luz que entra por los grandes ventanales y espacios abiertos.

Sobre una base de colores neutros se añaden piezas de mobiliario o complementos en colores alegres, como las sillas Eames del comedor, los cojines o los cuadros. Un festival de armonía y optimismo que se respira en cada estancia y crea una atmósfera ideal para vivir.

Una preciosa vivienda que podéis ver con más detalle en las imágenes que os muestro a continuación











" PREFERÉIS LAS DECORACIONES EN BLANCO Y NEGRO 

Janire