domingo, 22 de mayo de 2016

Minicasa un garaje convertido en cottage

  

Aquí estamos de nuevo en el día de hoy. Esta vez con un post de una minicasa, de esas que están tan de moda en los programas de televisión.
En esta ocasión este precioso cottage era un destartalado garaje independiente y sus dueños lo han transformado en una vivienda sencilla con mucho encanto e ideas inteligentes muy apropiadas para una optimizar el espacio de un tiny home.




La familia propietaria de este garaje quiso transformarlo en un refugio en mitad del jardín, un refugio luminoso,sencillo y acogedor.

Antes de nada se construyó un altillo para alojar el dormitorio y un baño independiente. la idea de los propietarios era utilizar esta mini-casa para los invitados y familiares que les visitasen ocasionalmente.
El interior se revistió de placas de pladur y se pintó en blanco para crear un espacio mas amplio. Lo que se mantubo con buen criterio son las grande spuertsa originales de 1920, a las que se dieros una mano de pintura gris. Cuando las puertas están abiertas este pequeño espacio parece un oasis tropical gracias a los árboles de alrededor, de aguacates, naranjos y bambú. Además el enrejado de rebosante hiedra por encima de las puertas del garaje lo conectan aún más con la naturaleza.




La cama se ubica en el altillo, al que se accede por una escalera. Dada la poca altura del techo en esta zona el colchón va directamente en el suelo.




El refugio cottage totalmente reformado cuenta con una cocina pequeña para que los invitados puedan cocinar algo o para hacer las palomitas en el microondas en una sesión de cine, sin necesidad de ir a la vivienda principal.





Janire