viernes, 15 de enero de 2016

Consejos para reformar un baño y sacar el máximo provecho



No es la primera vez que abordamos el tema de reformar el baño, seguramente es una de las estancias de la casa que cuando esta vieja u obsoleta pide a gritos al menos un lavado de cara.
Hay veces que con algunos cambios estéticos es suficiente para recobrar la luz y el aspecto de higiene que tanto necesita tener. Pero en otras ocasiones esto no es suficiente y necesitamos afrontar una reforma con profundidad.

¡Que miedo da cuando hablamos de obras y reformas! Nunca sabemos por donde empezar y como hacer para que el presupuesto no se nos vaya de las manos y gastemos mas de lo que tenemos pensado invertir. Para solucionar este problema lee atentamente el post de hoy, en el cual te voy a dar una serie de consejos para reformar el baño, sacándole el máximo partido y ahorrando un poco de dinero.



Distribución:

Empezamos diseñando el espacio, el cual normalmente viene condicionado por la ubicación del inodoro, ya que si no nos queremos meter en grandes obras de modificación de bajantes lo podremos mover muy poco de su sitio actual.
A partir de aquí debemos de estudiar nuestras necesidades para distribuir el resto de piezas sanitarias.





Bañera o ducha:

Una de las primeras decisiones que debemos tomar es si preferimos bañera o ducha, en la mayor parte de los casos la mejor elección es una ducha, por una serie de factores:
El primero es su mejor accesibilidad para personas mayores o movilidad reducida, ya sea momentáneamente por algún percance o permanente.
En segundo lugar el ahorro de espacio, un bañera de dimensiones adecuadas para un buen baño ocupa mucho mayor espacio que una ducha amplia.
Seguimos con el ahorro, pero en esta ocasión de agua......no hay duda de lo que estoy hablando, para llenar una bañera utilizaremos mas del doble que en una ducha y multiplica estos litros de agua por cada día de la semana.

Si nos hemos decidido por los platos de ducha, ahora debemos elegir las dimensiones, modelo, color y materiales......las opciones son casi infinitas.




Lavabo:

Elegir el lavabo adecuado es muy importante, es uno de los elementos que condicionará el estilo que queramos dar a nuestro baño. Para conseguir un baño elegante no debemos descuidar la elección del lavabo y optar por un diseño acorde con nuestras expectativas. Para ello tenemos una amplia gama de lavabos sobre encimera, encastrados, de pie....y ya no hablemos de materiales, a los clásicos de porcelana se suman los de cristal, metal o sintéticos.



Revestimientos:

Al igual que debemos elegir los sanitarios, los revestimientos tanto de paredes y suelos deben de crear armonía con el resto de las piezas. Prioriza la elección de los materiales antideslizantes para el suelo y un revestimiento limpio y luminoso para las paredes. Si quieres dar algún toque con colores fuertes o estampados diferenciados resérvalo exclusivamente para la zona de la ducha o un panel pequeño. 




Decoración y mobiliario:

En el baño tenemos que tener en cuenta que también necesitamos muebles para almacenar las toallas, o pequeños enseres de aseo y cuidado diario. Para ello en los muebles incluye pequeños accesorios para tener todo en orden.
Un espejo y una buena iluminación es esencial para crear un espacio amplio y luminoso.
Cuidad los detalles decorativos con unas toallas bonitas, un cestón para la ropa y un pequeño taburete si hay espacio.
Si posees luz natural añade unas plantas para añadir frescor al baño.
Y sobre todo no llenes el espacio de cosas inútiles que lo único que harán será entorpecer y restar la sensación de limpio y despejado que necesita un baño elegante.






Materiales y gremios.

Tan importante como la elección de los materiales es la contratación de buenos profesionales. Un buen material de gres, mármol o porcelana puede deslucir si no esta instalado por un gremio especializado. Eso sí en los materiales nos podemos ahorrar dinero sin renunciar a la calidad si los compramos nosotros mismos por internet en materialesdefabrica.com

  Deseo que mis consejos te hayan ayudado.

Janire