domingo, 5 de julio de 2015

Una casa de campo rústica y minimalista...es posible?



Ya conocíamos que combinar estilos es una de las tendencias que con mas fuerza ha irrumpido en el mundo de la decoración, pero, ¿Os habíais imaginado mezclar dos estilos en principio antagónicos?

Todo es posible con un poco de sentido común y buen gusto, como es el caso de esta casa de campo en Suecia que ha sabido combinar a la perfección el estilo rustico con el minimalista, creando una vivienda de estética serena y campestre impactante.

El estilo rústico apuesta por mobiliario, textiles y complementos en materiales naturales. Por norma general estamos acostumbrados a que su estética sea algo pesada, con una decoración acogedora, pero a veces generosa y un poco sobrecargada.
Por el contrario el estilo minimalista es ligero, con lineas rectas y que se caracteriza por la ausencia de elementos decorativos, ya sabes el famoso lema "Less is More".

Saber combinar estos dos estilos puede dar como resultado una casa tan espectacular como la que os muestro hoy donde se mezclan los materiales naturales típicos del estilo rústico como la madera torneada, forja o barro, con las lineas rectas, volúmenes geométricos y ausencia de elementos decorativos, habituales en el estilo minimalista.


A tí .......¿ que te parece el resultado?










Si te ha gustado esta casa no te pierdas este precioso cottage escandinavo.

Me puedes seguir en