lunes, 23 de noviembre de 2020

Una buhardilla de 45 m2 en Santander

 

Este es uno de esos descubrimientos que encuentras en Internet. Un mini piso que te deja con la boca abierta y que no ves el momento de compartir. Este ático abuhardillado de tan solo 45 m2 en el centro de Santander es un ejemplo de ello  ¡Pasad y comprobarlo!



Esta vivienda pertenece a una joven que vio el inmueble por internet y la reformó a su gusto y necesidades, creando un ático abuhardillado con una distribución perfecta. Además la mezcla de colores femeninos en turquesa y rosados que destacan con la rusticidad de las vigas, techos  paredes crea una estética única.






Una buhardilla de 45 m2 en Santander

Lo primero que se hizo fue un derribo total de tabiquería y techos, obteniendo un espacio diáfano y accediendo a los casetones originales del edificio, para ganar altura en la zona del salón. Además esos casetones en el techo aportan al espacio una gran originalidad.

Paredes, techos y vigas se dejan en blanco, para que destaque el juego cromático de colores femeninos. Atreviéndose incluso en la cocina a combinar unos azulejos rosas con un mobiliario en azul turquesa.

Para dividir el espacio en dos zonas se opta por un tabique acristalado. De esta forma la casa sigue siendo diáfana.



 

El techo se convierte también en protagonista de la vivienda. Se pretende que la vista se dirija solo hacia el techo del comedor, en el que se han aprovechado las viguetillas vistas para descolgar una nube de tulipas vintage con una luz regulable, que de noche se convierte en una lluvia de tulipas.

Ya en la zona de estar, tres elementos “invitan a quedarnos un ratito más”: la pared entelada en gris, el techo abuhardillado y la alfombra, lo convierten en un espacio ultra acogedor. A esta sensación de refugio tan agradable contribuye el uso de la madera, presente en salón-comedor-cocina, y también en el dormitorio. 






En el dormitorio, un cabecero de pino sorprende por sus grandes dimensiones y efecto cálido. Lo mismo que sorprende el armario cerrado con cortinas.

 
El resultado de esta reforma cumplió los sueños de su joven propietaria: confort, diseño, luz y funcionalidad.
 
 
 
 
 


jurnal de design interior


¿Que os ha parecido el home tour por este ático abuhardillado en el centro de Santander? Espero os haya gustado tanto como a mí.

Janire



1 comentario:

  1. Espectacular ese espacio, como la luz interviene en cada rincón y la calidez del diseño hace que te sientas muy a gusto, me encanto!

    ResponderEliminar