miércoles, 2 de mayo de 2018

Un ático de dos plantas conectado con el cielo


Empezamos este miércoles, después de un largo puente, con una vivienda a la que no me importaría regresar después de unas mini vacaciones. Los dueños de este duplex lo poseen todo, desde un salón descapotable que les conecta con el cielo, a su propia suite; una cabaña de madera construída en la planta superior que no os podéis perder.


“Cuando tienes la suerte de vivir en un duplex situado en el ático de un edificio hay que aprovechar sobre todo las vistas, aunque renuncies a otras cosas”.
 
Es una de las primeras confesiones que nos hace la decoradora Marta Torres, responsable de la reforma de este ático de dos plantas. Pero viendo esta casa cuesta creer que se haya renunciado a nada. 
La vivienda pertenece a una pareja y a su hija adolescente. Para los que la interiorista ha creado un refugio luminoso, que es también un hogar funcional y moderno.






En la reforma de esta casa sorprenden principalmente dos estancias: El salón y el dormitorio principal.

El salón:
Para ganar metros a la vivienda de tan solo 60m2 se integró la terraza al salón. En realidad no se prescindió de ella. Ya que lo que se diseñó es un salón descapotable con paredes y techos de cristal.
En los días y noches de verano el salón se convierte en terraza tan solo presionando un botón.






La suite:
Por una original escalera (con un amplio espacio de almacenaje escondido bajo ella) que combina la calidez de la madera con el hormigón accedemos a la suite. Un dormitorio con chimenea y baño integrado que cuenta con un impresionante vestidor.



Este dormitorio posee una atmósfera que nos recuerda a una cabaña de madera. La unión de las líneas rectas con hierro en color negro y la madera de pino reciclada crea un espacio único.






Tal y cómo se ha hecho en el piso inferior convirtiendo la terraza en el salón, en la planta superior la terraza se ha transformado en el vestidor. Y al igual que en el caso anterior las paredes y el techo son acristalados dejando pasar toda la luz natural  posible.






En cuanto a lo meramente decorativo hay toques de microcemento por toda la casa, ya que buscaban un estilo a medio camino entre el nórdico y el industrial. 

Vía: El mueble
 
"Seguro  que en este duplex no tendremos que aplicar estos trucos para superar el trauma post-vacacional 

Janire