lunes, 22 de enero de 2018

Cómo distribuir una vivienda pequeña y estrecha



Qué complicado es distribuir una estancia estrecha. En su día ya afrontamos la mejor distribución para una cocina estrecha, cómo distribuir un pasillo estrecho, incluso un proyecto 3d para un salón-cocina-comedor de muy pocos metros de ancho. Hoy os voy a contar cómo distribuir una vivienda que además de pequeña es muy estrecha. De esas que cuando ves la planta parecen imposibles crear una distribución aceptable estéticamente y que funcione.







"Si has comprado o posees una vivienda pequeña y estrecha, toma nota de la distribución y decoración del apartamento que os traigo hoy.



La vivienda que os muestro hoy sirve como ejemplo para demostrar que no hay distribución imposible. Una planta alargada de tan solo 47 m2 y cuya anchura total no tiene ni tan solo 3,80 metros.

La idea es aprovechar la anchura total sin compartimentarla ni dividirla. Es decir prescindir de los tabiques y por supuesto de los pasillos. Las divisiones se hacen en el sentido transversal.



Lo primero que nos encontramos una pequeña y estrecha entrada que nos conduce por un lado a un baño y por otro al espacio principal de la vivienda.

La entrada es muy estrecha por lo que tan solo dispone de unas perchas y un gran espejo redondo para ampliar óptimamente el espacio.





Transcurridos escasos 2 metros accedemos (sin necesidad de abrir puertas que acoten los espacios) al salón abierto.  Un generoso espacio central que en sus 6,7 metros de largo y 3,7 de ancho alberga la cocina, el comedor y el salón. 

Se buscó una estética luminosa a través de los colores blancos y los muebles ligeros y funcionales. Puro estilo nórdico.






En cuanto a la distribución de este espacio la cocina se ubicó al principio en una pared. Pequeña y práctica con mobiliario blanco y una encimera maravillosa en madera oscura que suma contraste y luz. Por su parte se instaló una pequeña isla que separa la zona de la cocina y la zona living. Por supuesto, sirve a la vez de pequeño comedor.

En la zona de salón propiamente dicha nos encontramos un cómodo y gran sofá con una mesa de centro de cristal y acero. En frente un aparador blanco y la imprescindible televisión. El conjunto de la zona de relax lo cierra una impresionante lámpara de pie y una estantería negra con gran capacidad y aunque sea de color negra su estética es muy ligera.









Desde este amplio espacio central accedemos al dormitorio. Su planta cuadrada de 14 m2 nos facilita la labor de distribuir un gran armario de puertas blancas para que no pese visualmente y una pequeña zona de estudio.

El peso decorativo se centra en la cama con cabecero totalmente tapizada en color gris y su composición de ropa de cama con textiles cálidos en colores neutros. Una estética cargada de armonía.






Vía: Alvhem



"¿Qué os ha parecido el tratamiento estético de este apartamento? Aunque últimamente me inclino más para los diseños y estilismos modernistas el estilo  nórdico sigue siendo perfecto para espacios muy pequeños.


Janire