lunes, 6 de junio de 2016

Por qué una vinoteca en la cocina



Mi marido es un amante del vino, tanto es así que uno de los mejores regalos que le puedes hacer es una buena botella de vino. En realidad tenemos una pequeña bodega instalada en el trastero donde guarda sus mejores caldos. Pero como es un poco incómodo bajar a por las botellas almacenamos algunas en botelleros abiertos en la cocina. El problema es que allí el vino no guarda la temperatura ideal, corre el peligro de estropearse y cuando lo servimos está demasiado caliente.

Así que estoy estudiando comprar una vinoteca. Si en tu casa también os gusta el buen vino no te pierdas este artículo.




No hay duda de que lo ideal es tener en cuenta la instalación de una vinoteca cuando distribuimos y diseñamos el mobiliario de cocina. De esta manera puede encastrarse e integrarse en los muebles, al igual que un micro-ondas, lavavajillas o frigorífico. Además las innumerables opciones de tamaño que encontrarás en Electrobuy te ayudarán a no romperte en demasía la cabeza para integrarlo y crear una estética perfecta. Hay vinotecas del tamaño de un horno-microondas, una pequeña nevera bajo encimera, o si quieres un mueble mas grande como una columna frigorífico. Cualquiera de estas opciones le dará un toque de elegancia y distinción a tu cocina.

Otra ventaja además de la oferta de dimensiones y modelos es que no necesitarás ventilación extra en el mueble donde esté ubicada, ya que las vinotecas actuales vienen dotadas de compresor.





Pero si te pasa como a mí que vas a comprar la vinoteca una vez está instalada tu cocina, tienes unas cuantas opciones sin perder la estética. Una es comprar una vinoteca compacta como si fuera un atractivo micro-ondas de acero inoxidable y otra adquirir una vinoteca de libre instalación a modo de vitrina o mueble auxiliar.





Para elegir la bodega ideal para tu cocina  tienes que tener en cuenta algunos aspectos y características:

  • Los modelos para encastrar traen compresor, este debe ser silencioso.
  • Si es de mediano o gran tamaño los estantes deben de ser regulables en altura.
  • Imprescindible zona de regulación de temperatura para conservar distintos tipos de vinos y cavas. 



    Lo cierto es que cuanto más avanzo escribiendo este artículo más convencida estoy de comprar una bodega vinoteca para mi cocina. Pero además hay 4 razones esenciales para ello.



    1. Las botellas de vino odian la luz solar y tenerlas en la encimera o en un botellero abierto, como es mi caso en la actualidad, pueden estropear su caldo.
    2. Temperatura ideal, ni frío ni calor. La temperatura constante es lo mejor, los vinos odian los cambios bruscos. Además esto te permitirá degustarlos cuando quieras sin tener que enfriar la botella previamente.
    3. Las botellas jamás deben de estar de pie, como en la mayor parte de los ocasiones las vemos expuestas. En la vinoteca estarán tumbadas con la inclinación adecuada para que contacten con el corcho.
    4. Cuando hagas una celebración, para los amantes del vino es especialmente gratificante que los invitados puedan elegir ellos mismo el vino de la cena o comida de su bodega particular.



    Si quieres más información sobre bodegas vinotecas te aconsejo leer este artículo de Hogar diez



    Janire