miércoles, 7 de octubre de 2015

Brezo y lana para el otoño #diariodeco16


"Good by Summer, hello Autumn".

Esta semana ha sido de locos y llego con el tiempo justo a la fiesta  #DiarioDeco16. Ya sabes una fiesta de enlaces donde compartimos una vez al mes inspiraciones, propuestas e ideas decó con todo nuestro cariño en el blog Diariodeco. Este mes con el tema "Adiós verano, hola otoño".

Bueno dejamos los prolegómenos y nos centramos en mi aportación a la fiesta.

Si hay una estancia en mi casa la cual varía según la estación del año en la que nos encontremos esa es mi terraza. El primer motivo es obvio las plantas de temporada hay que sustituirlas, en primavera y verano son los geranios, rosales y surfinias las que dan color y en otoño e invierno las prímulas, pensamientos y ciclamenes alegran mi trocito de vida conectada con el exterior. Te dejo este enlace por si quieres saber que plantas son típicas de otoño y sus cuidados.

Pero además también me gusta cambiar y modificar la decoración de zonas puntuales de mi terraza, como es el caso de mi pequeño rincón de relax y lectura. Ya os mostré el invierno pasado como creé un centro lowcost de invierno con unas piñas y algún elemento que andaba desperdigado por casa. Es cierto que me gusta cambiar relativamente la decoración y atmósfera en determinadas épocas del año, pero por supuesto sin gastar mucho dinero.

Así que con un viejo jersey de lana y una preciosa planta de brezo, he creado esta decoración otoñal en el exterior.




Primero compramos una florida planta de brezo, que será la que aporte un característico color otoñal. El brezo es una especie de arbusto perenne y de pequeño tamaño ofrece diversas formas, generalmente compactas, que florece en otoño. Sus hojas son muy numerosas y tiene flores pequeñas de color rosa púrpura que conforman un racimo. Como me gusta el rattán para todo el año, la introduje en una maceta de este material. (También puedes forrar la maceta de plástico con un trozo de arpillera y un cordel de embalar)

Ahora llega el momento de los accesorios decorativos, para ello me serví de un viejo jersey de lana, de esos que guardamos en el cajón año tras año y que nunca ponemos. Decidida a reciclar ese viejo jersey, tijeras en mano di la vuelta a los puños de las mangas, metí estas en unos vasos de velas, los famosos  SINNLIG  de IKEA que valen 1,29€ y un par de tijeretazo a la altura de las bases. Ya tengo vestidas de otoño mis velas.


 


Y ahora con el cuerpo de jersey de lana haremos un cálido cojín para mi sillón de rattán. El largo del jersey lo doblaremos y colocamos unas alfileres creando una forma de sobre. Ahora tomamos la medida del cojín, yo utilicé uno de 50x30ms. Cortamos a una largura de 33 cms y lo cosemos por la zona interior. Ya se que si me esta leyendo un modista pensará que hacerlo así es una barbaridad, pero para las profanas de la costura como yo funciona. Metemos el relleno del cojín dentro y cosemos los botones de madera de tal manera que nos quede como la imagen.





Para completar el conjunto unas guirnaldas de color cobre con buhitos que encontré por tan solo 4€ en Primark, una famosa tienda low-cost de origen Británico.






Bueno ¿Que os parece mi rincón exterior otoñal? Desde luego no he gastado mucho dinero para lo cálido que ha quedado.

Me puedes seguir en 

https://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=DecoracionFacil