martes, 21 de mayo de 2013

UN COMEDOR EN EL INVERNADERO



Que pude haber mejor que comer rodeado de vegetacion pero a la vez sentirnos protegidos del frió, viento o humedad, para ello hemos reconvertido estos invernaderos en comedores .De esta manera podremos disfrutar de una maravillosa velada dentro de una cristalera que permite el paso de la luz natural. Las paredes llenas de plantas evocan el exterior y consiguen que nos sintamos a la intemperie estando protegidos.







Gracias a las plantas y a grandes cristaleras que enseñan la vegetación exterior, podemos sentirnos en plena naturaleza mientras disfrutamos de una maravillosa comida y de mejor compañía.