viernes, 26 de abril de 2013

UN APARTAMENTO DE SENCILLEZ NORDICA



Otro día mas os traigo un apartamento, en esta ocasión con un claro estilo nórdico, marcado por la sencillez, luminosidad y las lineas puras, con el color blanco y negro como protagonistas. Sus escasos 41 metros cuadrados se distribuyen  en cocina abierta hacia el salón, solo separada por una barra alta con taburetes que hace la vez de comedor, creando así una estancia amplia.









El dormitorio sigue con las lineas sencillas del resto de la vivienda, incluso renunciando a un cabecero  Una vez mas con el blanco y negro como colores de la estancia. Llama nuestra atención el armario con plafones de cristal lacados en negro.






El precioso hall de entrada, delicadamente decorado con piezas originales, desemboca directamente en el salón, no existiento puerta de separación sino un gran hueco de acceso en forma de L





Por ultimo el baño, con un estupendo y estudiado diseño que permite en un pequeño espacio una gran ducha. El juego de revestimiento cerámico en dos colores contrasta de forma acertada con la madera en tono natural del mobiliario.




 Via :Alvhem