viernes, 1 de febrero de 2013

MARAVILLOSO ATICO BIEN APROVECHADO



Este apartamento acogedor y luminoso esta distribuido en tan solo 53 metros cuadrados. Tiene un único dormitorio pero las estancias desprenden sensación de de amplitud por su magnifica distribución y por la acertada combinación de mobiliario mezclando piezas actuales con elementos clásico, pero todo ello sin recargar el espacio. En el salón llama poderosamente la atención la pared de ladrillo que imprime carácter a la estancia.





Contrasta el estilo rompedor de la entrada al salón con las piezas clásicas situadas junto a la ventana, que contribuyen al diseño atemporal de esta vivienda. Es precisamente por esta ultima zona por donde se accede al dormitorio por dos grandes puertas. El dormitorio por su parte es ecléctico y como cabecero posee únicamente unos vinilos con dulces mensajes.





La entrada comunica directamente a través de un pasillo con la cocina, pasando previamente por una zona destinada a un pequeño y acogedor despacho, donde resalta un pilar de ladrillo sobre el blanco  de las paredes.






Por su parte la cocina es funcional y luminosa y combina a la perfección el blanco del mobiliario con la terracota del suelo y la encimera en laminado claro.