viernes, 28 de diciembre de 2012

UNA BUHARDILLA BOHEMIA EN ESTOCOLMO




Este acogedora buhardilla de aire bohemio esta ubicada en Estocolmo y como buen representante de la decoración sueca se caracteriza principalmente por espacios abiertos, luminosos, puros y de lineas suaves donde la idea " menos es mas" cobra especial sentido gracias a su estética inconfundible. El blanco predomina en todo el apartamento pero en este caso se ve salpicado por colores refrescantes como el rosa, azul o naranja.




Se trata en este caso en concreto de un interiorismo especial en el que se fusionan lo antiguo y lo moderno, los dos conviven en un mismo espacio lo cual enriquece al conjunto y engrandece la composición. Mención aparte merecen las pinturas colgadas en las paredes que dan autentica personalidad al apartamento y la librería de color azul intenso que imprime carácter al comedor.





Arquitectonicamente merece especial atención el inmenso pilar que divide parcialmente el salón de la cocina, que al contrario de ocultarlo se realza aun mas con una pintura mural . Lo mismo ocurre con las vigas de madera que no se disimulan sino que se hacen mas visibles barnizandolas en madera oscura.





La cocina se comunica con el salón mediante un mostrador, el cual sirve a su vez como zona de cocción y barra.  Llama nuestro interés la impresionante campana de acero inoxidable que se abre paso a través de las vigas de madera. Como podéis apreciar en la cocina se ha suprimido los muebles altos y columnas para dar sensación de amplitud al espacio.
 




En cuanto a los dormitorios, son delicados y luminosos dandoles solo unas pinceladas de color en cabeceros, sofás y cortinas. La decoración nórdica apuesta por la sencillez y esto se hace patente tanto en los dormitorios como en el baño.