viernes, 30 de octubre de 2015

Encanto nórdico en 40M2



Ultimamente para los Home Tour que os muestro los viernes funciono por impulsos, flechazos que hacen que hacen una casa sea irresistible a mi vista, o que una de sus estancias me apasione, como en el caso de hoy en el que la cocina de este pequeño apartamento de 40m2 me tiene entusiasmada. Pero para llegar hasta ella primero tendremos que pasar por alguna estancia más, buenos pocas, por que el apartamento aunque a la vista de las imágenes parezca amplio en realidad en muy pequeño.

A la vivienda accedemos por un reducido hall, y desde aquí ya podemos apreciar todo el encanto nórdico que posee. De color blanco inmaculado en paredes, suelo y carpintería que se ve alterado por una pared pintada gris en la zona destinada a perchero, creando de esta manera una sensación óptica muy interesante, ya que rompe con la continuidad y crea una aparente mayor amplitud a nuestra vista.
Una alfombra del tono gris de la pared, algún cuadro y espejo con un par de muebles muy ligeros completan este hall de manera sencilla y luminosa. 





Si te fijas en el plano del final del post, el hall distribuye el apartamento en dos, a la derecha la cocina y a la izquierda el salón-dormitorio   (ya sabes que a los nórdico les gusta aunar espacios en pisos pequeños). Seguimos por este último el salón-dormitorio, al que su fondo blanco y el contraste creado con el color negro potencia su luz, claridad y amplitud.
El propietario dividió la estancia en dos zonas con un muro a media altura, que esconde la cama tras él. El mobiliario vuelve ser sencillo, escaso, ligero, pero sobre todo de diseño. Además se cuidan mucho los pocos detalles y sobre todo los textiles, coordinados en ambas zonas al máximo.
Fíjate en el banco apoyado al muro en la zona de salón con las damajuanas, es un detalle que desprende puro encanto.




 






Desde la zona del dormitorio disponemos de un minúsculo vestidor, pero eso sí muy bien aprovechado, que incluso hace las veces de pequeña zona de trabajo o estudio.






Ahora si nos adentramos en la cocina, en el que el tratamiento de las paredes me parece le otorga calidez y encanto. En la zona destinada a cocinar se ha colocado revestimiento tipo gresite en un color gris azulado, en perfecta armonía con el papel pintado con cierto estilo japones de la zona destinada a comedor.
Las encimera de madera sobre los muebles bajos de cocina y la mesa igualmente de madera, coordinadas al máximo, aportan ese toque acogedor a los tonos fríos de la estancia.

Las sillas Eames, el rincón con baldas y mueble de menor fondo, cada detalle de esta sencilla cocina me encanta.










 Hasta aquí el Home Tour de hoy, mañana sábado de nuevo estaré por aquí.



Me puedes seguir en 

 https://www.facebook.com/janire.ayudaadecorar https://twitter.com/ayudaadecorar https://instagram.com/ayudaadecorar/ https://plus.google.com/u/0/+JanireMontesAyudaadecorar/posts https://www.pinterest.com/ayudaadecorar/

https://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=DecoracionFacil